El imaginario sanitario en Mendoza a fines del siglo XIX: obras de higiene y salubridad durante la intendencia de Luis Lagomaggiore (1884 - 1888)

Resumen / abstract: 

El descubrimiento de la enfermedad como problema social fue parte de la “ideología urbana” articulada en torno del progreso, el orden, la higiene y el bienestar, a partir de la segunda mitad del siglo XIX. Los males comenzaron a atraer la atención de los dirigentes y es ahí donde la higiene (urbana y humana) empieza a tomar importancia como instrumento de intervención preventivo y a la vez disciplinador, convirtiéndose en parte del progreso y la civilización. La práctica higienista y los imaginarios en torno de ella, redujeron los problemas urbanos a los meramente sanitarios y morales hasta las primeras décadas del siglo XX. Ese fue el caso de Mendoza y su “Barrio de las Ruinas”. La ciudad colonial convertida en periferia tras el terremoto de 1861, permaneció llena de escombros hasta iniciada la década del ’80. Es la visión higienista finisecular, la que modifica la actitud del gobierno, que comenzó a ver el peligro que era tener una zona degradada cerca de la Ciudad Nueva. En esa línea de acción está Luis Lagomaggiore. Intentaremos en este trabajo relacionar las acciones de gobierno con las imágenes en torno de la higiene. En este caso, la higiene del “otro”: el habitante de los suburbios representado en el Barrio de las Ruinas.

Autor del artículo: