Mucho y muy buen vino. Producción vitivinícola en la zona norte de Santiago (siglos XVI - XVIII)

Resumen / abstract: 

El presente artículo examina las instalaciones y el equipamiento de los establecimientos vitivinícolas del Reino de Chile en el siglo XVIII. El tema es relevante porque en ese momento, Chile era el principal polo vitivinícola de América y ejercía un liderazgo en la región. Se estudian las distintas formas de lagares, tanto los de cuero como los de adobe, cal y ladrillo; también se indaga en la evolución de la vasija vinaria, de la greda la madera. Los hornos botijeros ocuparon un lugar importante por su aporte a la fabricación de tinajas y botijas. Estos recipientes fueron como un icono característico de la viticultura del sur de América (en México la vasija no era de greda sino de madera, aún al comienzo de la industria vitivinícola). Posteriormente, a partir de la mitad de la centuria, comenzó la incorporación de vasija de madera (pipas y barriles) en Chile. Durante cincuenta años éstas convivieron con los recipientes de greda, hasta comenzar a sustituirlos progresivamente en el siglo XIX. Este equipamiento hizo posible el desarrollo de una de las principales industrias que hubo en América española durante la época colonial y que, actualmente, sigue siendo la principal industria de Chile.

Autor del artículo: