Una lealtad rechazada: José Antonio Arze y Moscú. Bolivia, primera mitad del siglo XX

Resumen / abstract: 

Las relaciones de los intelectuales radicales de izquierda con el movimiento comunista internacional, la Comintern, son una de las páginas más complicadas de la historia del movimiento revolucionario latinoamericano. Con mayor frecuencia los intelectuales se decepcionaban de la política de los comunistas y pasaban al campo de sus contrincantes, pero hubo casos como el del boliviano José Antonio Arze, quien toda su vida conservó su lealtad y admiración por la URSS y el comunismo. Este hecho no fue apreciado adecuadamente por los funcionarios del Comintern, lo cual llevó a éste a una serie de errores y fracasos en Bolivia, donde el rechazado Arze creó uno de los partidos obreros más exitosos, ganando gran influencia en el país en muy corto plazo. La decisión de aceptar o no el grupo de Arze como comunista emanaba de los funcionarios del Secretariado Sudamericano porteño, cuya actitud en muchos aspectos se basó en la animosidad personal y convicción dogmática de la rectitud de su postura contra los intelectuales declarados durante la “bolchevización” de los partidos de la región, y Moscú no lo puso bajo dudas, siguiendo la política de otorgar a los órganos regionales la autoridad para dichas decisiones. Moscú consideró este caso como insignificante. Los sorprendentes resultados del partido fundado por Arze en las elecciones demostraron el error de los funcionarios del Comintern, lo que puso su caso bajo el silencio y olvido en Moscú. 

Autor del artículo: 
Número de páginas: 
31-60